08 de Julio de 2020

Datos y conceptos para entender la reactivación económica

José Antonio Zárate Díaz, jefe de Administración Central de Gran Minería en Ferreyros y docente universitario de cursos sobre contabilidad, costos y análisis financiero, fue el expositor del webinar «La reactivación económica y las herramientas financieras básicas para entenderla». La actividad, organizada por la Dirección de Educación Continua de la Universidad de Lima, se llevó a cabo el 18 de junio.

Zárate recordó que, además de la crisis económica provocada por la COVID-19, el Perú ha pasado por otras de similar gravedad y logró sobrevivir, como en la crisis de 1983, agravada por el fenómeno del Niño, o la de 1988, donde confluyeron los efectos de la hiperinflación y del terrorismo.

El experto añadió que, en la actual crisis, destacan algunas características: estamos ante un problema de salud no controlado, los ingresos económicos disminuyeron debido a la caída del nivel de empleo, el endeudamiento aumentó y los ahorros subieron solo para quienes tienen la capacidad para ahorrar. Por estos factores, estamos presenciando la mayor contracción del consumo privado en el Perú en los últimos 30 años.

En este contexto delicado, el especialista señaló que la recuperación de la demanda dependerá en buena medida de la capacidad de las empresas para satisfacer las necesidades de un nuevo tipo de consumidor que exigirá seguridad sanitaria, locales cercanos (el miedo a la COVID-19 no favorece los desplazamientos largos) y precios competitivos.

Asimismo, Zárate explicó algunos conceptos financieros básicos, con el fin de comprender mejor el funcionamiento de una empresa durante la reactivación económica, y resaltó que la piedra angular de las finanzas es la contabilidad. Él precisó:

«Un contador es como un fotógrafo que debe retratar la situación económica y financiera de una entidad de la manera más cercana posible a la realidad».

Luego, el ponente se explayó sobre el estado financiero de una empresa y algunos de sus elementos. Él detalló que los pasivos son el dinero obtenido por terceros y el patrimonio es el dinero conseguido por los accionistas, y que con estos recursos se efectúan las inversiones que vendrían a ser los activos. Por estos componentes, una empresa debería preguntarse lo siguiente: ¿cómo me financio?, ¿cuál es mi estructura de financiamiento?, ¿les debo mucho a terceros?, ¿les debo a los accionistas?, ¿en qué usé ese dinero?, ¿en qué lo invertí?, ¿dónde está el dinero que conseguí?

Además, el ponente subrayó que el concepto de liquidez no se refiere a la cantidad de dinero disponible, pues lo que en realidad mide la liquidez es la velocidad con la que se mueve el dinero en una empresa. Zárate afirmó lo siguiente:

«Yo me muevo con dinero de terceros o de los accionistas, y ese movimiento empieza generalmente en las inversiones por las compras de activos fijos, y con esos activos fijos produzco bienes o servicios, los cuales son las existencias. Una empresa tiene un problema de liquidez no cuando tiene poco o mucho dinero, sino cuando el dinero no fluye. Por ejemplo, tiene muchas existencias y está sobreestoqueada, lo que significa que tiene un problema de ventas, ya que el dinero está estancado en la forma de inventarios y no se convierte en cuentas por cobrar».

Si deseas ver la grabación de este webinar, haz clic aquí.

Para conectarte a nuevos webinars, inscríbete de forma gratuita haciendo clic aquí.