28 de Abril de 2020

Pautas para el manejo del estrés en tiempos de coronavirus

La pandemia nos está llevando a experimentar muchos cambios no solamente en lo referente a nuestra conducta para combatirla, sino también en nuestro aspecto emocional. Por ello, es posible que experimentemos tristeza, así como sentimientos de vacío al sentirnos “aislados” debido a que estamos imposibilitados de salir y transitar con libertad.

Ante el inicio del ciclo, la Dirección de Bienestar de la Universidad de Lima comparte las siguientes pautas que deberás tener en cuenta a fin de establecer hábitos de estudio saludables:

  1. Reconoce y acepta el estado o la emoción desagradable que estás experimentando: solo sintiéndolas serás capaz de canalizarlas.
  2. Recuerda que es normal que el aislamiento genere estrés, ansiedad, soledad, frustración, aburrimiento y enfado, junto con sentimientos de miedo y de desesperanza.
  3. Para evitar que el miedo te invada, no te anticipes a “lo que puede pasar”. Centra tus pensamientos en el presente: vive el aquí y ahora.
  4. Conversa y comparte con tu entorno familiar sobre lo que te angustia como algo natural. Validar lo que sentimos y sacarlo afuera hace que los demás nos ayuden, comprendan y consuelen.
  5. Ten en cuenta que estás frente a un cambio en tu estilo de vida y que es una gran oportunidad para adaptarte combatiendo el aburrimiento y la desmotivación.
  6. No te resistas al cambio; por el contrario, avanza con él.
  7. Establécete una rutina diaria y organiza tu tiempo de manera que impere la responsabilidad y la tranquilidad. A algunos puede tomarles minutos, a otros algunas horas y a otros días, pero lo importante es establecer la rutina y cumplirla. 
  8. Ten presente que estás iniciando un nuevo ciclo académico. Este pensamiento te permitirá sentirte más productivo siempre que mantengas una buena motivación.
  9. Enfrenta el miedo y la incertidumbre adoptando cambios en la forma de aprender y estudiar tus asignaturas desde casa.
  10. Considera que estudiar en casa te permitirá ahorrar tiempo: ya no lo utilizarás en el transporte ni tampoco tendrás que madrugar tanto, por lo que dispondrás de más tiempo libre para ti y tu familia.
  11. El tiempo libre es una oportunidad de fomentar la creatividad, reflexionar y desarrollar nuestras habilidades, como leer, escribir, aprender un idioma, tocar un instrumento, pintar, dibujar, ver películas... Tienes muchas opciones.
  12. Busca la manera de compartir también historias y experiencias positivas con tus amigos. Puedes seguir en contacto con ellos a través de las redes sociales, las videoconferencias y las llamadas telefónicas.
  13. En momentos de estrés, presta atención a tus propias necesidades y sentimientos. Para relajarte, realiza actividades que te gusten.
  14. Haz algún tipo de actividad física o ejercicio regularmente. También descansa, aliméntate saludablemente sin saltarte comidas y duerme en tu horario habitual.
  15. Es importante también buscar “rincones” de la casa para esos momentos y situaciones en las que necesitemos estar solos, tener un momento para respirar, establecer nuestro espacio y conectarnos con nosotros mismos.
  16. La clave está en adaptarse bien a los cambios.
  17. Aprende a ser paciente contigo mismo: en un inicio, no te exijas ni pretendas rendir de la misma forma a la que estabas habituado. Recuerda que es un proceso que requiere disciplina, así como reconocer que estás dando lo mejor de ti.
  18. Organiza tu tiempo para saber en qué momentos leer la última información de las noticias sobre el coronavirus para que no te cause estrés o ansiedad, y evita la sobreinformación que te genere estos sentimientos.

Recuerda que este aislamiento nos permite ser actores partícipes, ya que estamos colaborando activamente para frenar la propagación de la enfermedad. Mantenerte ahora en casa hará que todo acabe en menos tiempo y tú estás ayudando al buen desarrollo de esta crisis.