Universidad de Lima

21 de Marzo de 2016

Treinta años de la Jornada Contable Tributaria en la Ulima

Contadores públicos, auditores, docentes, estudiantes y diversas personas vinculadas con las decisiones corporativas en materia contable y tributaria asistieron, el 24 y el 25 de febrero, a la XXX Jornada Contable Tributaria, que se llevó a cabo en el Auditorio S de la Universidad de Lima. Organizada por la Carrera de Contabilidad de la Escuela Universitaria de Negocios, esta reunión sirvió para exponer las últimas modificaciones en los aspectos contables y tributarios, las cuales entrarán en vigencia en este ejercicio final 2016. Asimismo, se enumeraron las consideraciones que deben tenerse en cuenta durante el cierre contable y tributario del ejercicio 2015.

Rumbo a un nuevo cierre fiscal 

La actividad empezó con las palabras de bienvenida de Félix Horna Montoya, director de la Carrera de Contabilidad de la Universidad de Lima, quien resaltó que estas jornadas ya han cumplido 30 años de manera ininterrumpida, y que en ellas se exploran “los aspectos más importantes y la actualidad sobre temas contables y financieros”. Luego Horna cedió la palabra a John Casas, socio del área de impuestos de PwC y experto en temas tributarios, actual vicepresidente del Instituto Peruano de Investigación y Desarrollo Tributario (Ipidet), y miembro de International Fiscal Association (IFA Grupo Peruano).

En su exposición, titulada “Asuntos de interés a tomar en cuenta en el cierre fiscal 2015”, revisó y comentó los reparos más constantes de los clientes a quienes les revisan la declaración, además de hablar del Programa de Declaración Telemática (PDT) y los pagos a cuenta de renta. Cabe mencionar que el PDT es un sistema informático desarrollado por la Superintendencia Nacional de Administración Tributaria (Sunat) con el propósito de facilitar la elaboración de las declaraciones juradas bajo condiciones de seguridad del registro de la información.

Casas enfatizó que el PDT terminaría siendo un requerimiento automático de la autoridad tributaria, y que “lo que se viene son los libros y registros electrónicos”. Además, llamó la atención sobre el hecho de que pronto la declaración va a salir con solo presionar un botón, lo que cambiará la forma de hacer auditoría; entre otras cosas porque la autoridad tributaria ya no deja mucho margen de maniobra para los casos en los que se haya cometido un error.

Llevar cuenta de los cambios 

La segunda ponencia de aquel primer día estuvo a cargo de Daniel Oliva, socio de Auditoría de PwC con más de siete años de experiencia en trabajos de auditoría financiera. Él comentó que en los siguientes dos o tres años se vienen “cambios críticos que pueden alterar una serie de factores al interior de una organización, desde aspectos de sistemas, entrenamiento y procesos”, para luego recordar la importancia de la contabilidad en temas de acreditación, por lo que aconsejó no perder de rastro las novedades que se avecinan.

Por ejemplo, Oliva manifestó que para el 2016 habrá modificaciones en la NIIF 27, que está referida a la preparación de estados financieros separados. Al respecto, profundizó:

“Cuando una matriz tiene subsidiarias prepara consolidados y prepara separados, que son los estados financieros a título individual. En los estados financieros a título individual la matriz mide a sus subsidiarias. Hasta el 2015 había dos métodos, o al costo o al valor razonable. A partir de 2016 se incorpora un tercer método, el famoso VPP (valor de la participación patrimonial). Como esta norma ya se conocía desde hace dos años, y era posible aplicarla anticipadamente, muchas empresas, desde el año 2014 y ahora en el cierre de 2015, ya aplicaron este método”.

El expositor recordó que, curiosamente, esta modalidad era la favorita del Perú en la historia, y ahora había vuelto.

Temas por revisar 

La velada contable del jueves 25 de febrero empezó con la visita de Juan Paredes Manrique, socio líder de Auditoría de E&Y Perú, quien habló de los temas que usualmente causan problemas en los cierres contables de las empresas, los que guardan relación con la parte tributaria. Paredes remarcó:

“Uno de los problemas que existen hoy en día es que la Sunat ha empezado a usar la contabilidad como base tributaria. O sea, lo que está explícito en las normas tributarias funciona como norma tributaria, pero lo que no está se remite a las normas contables. Esa es una tendencia que tiene que cambiar”.

Luego intervino David de la Torre, socio líder de impuestos de E&Y. Él afirmó que el 2015 había sido interesante para el sector tributario porque no se produjeron grandes cambios normativos, aunque ello no quiera decir que no tuvo lugar ninguna modificación. Más bien, recomendó que las empresas deberían estar mucho más atentas, ya que los cambios están en los criterios del Tribunal Fiscal de la Sunat, en lo que está diciendo la Corte Suprema y en las transformaciones que se producen en el entorno.

Feedback