Alumnos Ulima representaron al Perú en concurso de L’Oréal, en París

El equipo de alumnos y la profesora María Fe Miranda (centro).

Un equipo de estudiantes de la Universidad de Lima creó un empaque inteligente que presentó al Concurso Brandstorm, organizado por la firma L’Oréal desde hace más de 20 años. El concurso consiste en elaborar una estrategia de marketing para una de las 27 marcas internacionales de esta compañía de belleza y exponerla ante un jurado. Coraima Valdez (Marketing), Sara Córdova (Marketing) y Nicolás Ramírez (Comunicación) ganaron el certamen a nivel nacional y viajaron a París, a fines de junio, para competir con estudiantes de universidades extranjeras. Asistieron acompañados por la profesora María Fe Miranda, su asesora en este certamen. A continuación relatan toda la experiencia vivida.

¿Por qué decidieron juntarse para trabajar este proyecto?
Coraima: Yo estudio con Sara casi desde las primeras clases de Marketing, por ella conocí a Nicolás. Tenemos muchas ideas en común en cuanto a marketing digital y branding, y cuando se hizo la convocatoria al concurso, ellos me invitaron a formar parte de su grupo. Desde un primer momento yo sabía que íbamos a ganar el concurso nacional. Todo ha sido muy emocionante desde entonces.

María Fe: Eso es cierto. Desde el comienzo ellos me decían: “Vamos a ganar”. Es un grupo que se ha esforzado mucho, se ha preparado muy bien y tiene ideas sumamente claras.

¿Cómo fue el proceso de selección de su equipo para representar a la Universidad de Lima y al Perú en París?
María Fe: El año pasado hicimos la convocatoria entre el alumnado para participar en este concurso. Los chicos entregaron el precaso en la quincena de diciembre. El encargo fue hacer un estudio de mercado para la marca La Roche-Posay, de L’Oréal. Se trató, básicamente, de pensar cómo vender más esta marca entre jóvenes de 15 a 25 años.

¿Cómo fue el proceso, después de la inscripción, hasta llegar a ser seleccionados?
Sara: Nos inscribimos a mediados de noviembre y trabajamos muy duro hasta entregar el precaso de estudio. En febrero nos dieron la respuesta, después de dos meses de incertidumbre, y nos sentimos muy contentos. Los tres contamos con una esencia distinta, diferentes formas de pensar, y eso ha sido muy enriquecedor para el trabajo.

Nicolás: Nos complementamos muy bien. No siempre hemos estado de acuerdo en todo, pero hemos debatido para tratar de sacar lo mejor. Nos hemos exigido bastante… Durante las dos últimas semanas dormimos solo de dos a tres horas diarias. Al momento de la presentación sentimos nervios, pero al presentar la idea logramos expresar todo lo que habíamos trabajado. Finalmente, fuimos seleccionados dos equipos de la Universidad de Lima y dos de la Universidad del Pacífico, y nos enfrentamos para ganar el cupo y viajar a París.

María Fe, objetivamente, ¿cómo viste la presentación del grupo?
María Fe: Desde su presentación en el Perú, estos chicos lograron representar algo muy parecido a lo que vi en el concurso, en París, en el 2015. Compitieron dentro del país, pero con un nivel internacional. Sin duda, su dinámica de trabajo y su estrategia fueron superiores, de lejos. Yo pude ver la cara de admiración del jurado cuando conoció su propuesta y escucharle decir: “Esta es la caja… Hay grupos que han logrado ir más allá de la caja, pero este grupo ha ido mucho más allá”. Después de oír eso, supe que habían ganado a nivel nacional.

En líneas generales, ¿de qué trata su proyecto?
Nicolás: Diseñamos una estrategia de cuatro años. En los primeros años, nos preocupamos por crear una filosofía de la marca, asociada a un estilo de vida y a una cultura de prevención. Creamos un canal donde unos embajadores (líderes de opinión en el mercado digital) representan la marca. Ellos dan apoyo moral a pacientes con enfermedades oncológicas y dermatológicas. No son famosos, sino youtubers, blogueros, etcétera. Nuestro target conecta con gente como ellos.

Coraima: Nuestro producto se llama Lea y apunta a ser una lovemark, como Inca Kola, Apple, etcétera. Aquí hay estrategia de comunicación, la idea de hacer creer a las personas que se necesita ser proactivo y prevenir.

¿Por qué Lea?
Nicolás: Lea es el sistema operativo de nuestra estrategia, el core de nuestra estrategia.

Sara: El nombre surge por una amiga de Nicolás y mía. Ambos fuimos de intercambio a España el año pasado y en nuestro piso vivía Lea, una parisina cuyos familiares tenían un problema de piel; así que ella se cuidaba muchísimo y usaba productos especiales. Nos inspiramos en ella y pensamos que Lea es un nombre fácil de pronunciar en cualquier parte del mundo.

¿Cómo funciona Lea?
Sara: En un inicio, quisimos crear un empaque de realidad aumentada y trabajamos bastante con base en ello. Pero la madrugada anterior a la presentación creamos Lea: un empaque inteligente con placa de grafeno.

Nicolás: Este material es costoso por ahora, pero con el tiempo va a bajar muchísimo; lo proponemos para el futuro. El grafeno es un material moldeable que permite proyectar, como el smartwatch. Es una aplicación inteligente, algo moldeable, y abajo de la placa hay un sensor táctil, conectado a tu dispositivo móvil, mediante el cual podrías comunicarte con el dermatólogo. Con otro de los sensores podrías comprar el producto, mandar mensajes, etcétera. Solo con usar ese sensor te enterarías de qué necesitas actualmente, porque mide la radiación, mide todo lo que podría afectar tu piel… Es como un disco duro de la computadora.

Coraima: Y calza perfectamente con la filosofía de L’Oréal, que es reducir la emisión de gases. Precisamente, la idea es reciclar este empaque; no botarlo, sino rellenarlo.

¿La misma exposición con la que ganaron el concurso nacional fue la que presentaron en París?
Coraima: La mejoramos, pero básicamente fueron las mismas ideas.

¿Cómo les fue en la presentación del proyecto?
María Fe: Espectacular, definitivamente. Este año ya conocíamos las bases, y los chicos fueron muy bien preparados y realmente se lucieron. El Perú sonó bastante en el tema de innovación. Los chicos tuvieron mucha actividad, hubo cocteles, premiaciones, y el último día se cerró con un bufé en un palacio, con gente de diversos países, canales de televisión de Francia... Fue una gran experiencia.

¿Obtuvieron algún reconocimiento por parte del jurado?
María Fe: No logramos ganar, pero nos felicitaron. Sentimos que el Perú estuvo entre los diez mejores países. Mientras los chicos presentaron el producto inteligente, el jurado empezó a tomar fotos y preguntaban muchísimo. Yo creo que los equipos que ganaron llevan mucho tiempo jugando el Brandstorm y tienen muchos tips. Nuestro país recién está empezando con esto, y este equipo ha ido muy bien preparado.

¿Cuántos equipos se presentan aproximadamente?
María Fe: Se presentan equipos de más de 300 universidades de 46 países, todos con la oportunidad de vivir una experiencia que jamás imaginaron y sumergirse en un despliegue de ideas y creatividad. Además, tuvieron la posibilidad de hacer un supernetworking (red de contactos) con alumnos y profesores de otras universidades.

¿Cómo enriqueció esta experiencia a los alumnos?
María Fe: Después de ganar la competencia nacional, han tenido una gran asesoría por parte de agencias de publicidad y han podido conocer a los trabajadores de L’Oréal. Esta experiencia les ha servido muchísimo. Ellos me decían: “Profesora, ¡cómo he aplicado lo aprendido en la Universidad!”. No tenían tan claro lo que era la práctica, pero ahora se han puesto los zapatos de un gerente, y esto les deja una experiencia increíble, tanto en lo personal como en lo profesional.

Sara: Cuando nos eligieron para representar al Perú, contamos con el apoyo de L’Oréal, nos asesoraron sus gerentes y la agencia JW Thompson. Mejoramos la estrategia y trabajamos superduro. La Universidad también nos apoyó mucho en este proyecto. Hemos aprendido un montón.

Nicolás: Ninguno de nosotros es conformista, y el hecho de ganar en Perú fue solo un paso más para llevar esto a un nivel internacional. Al participar, hemos tenido un aprendizaje intensivo, ha sido un reto que ha medido nuestra capacidad.