28 de Junio de 2018

Soluciones tecnológicas de valor

Desde que era un niño, Reynaldo Reynoso se interesó por la tecnología. Ahora está convencido de su peso estratégico en los negocios y se siente comprometido con innovar antes que la competencia. 

Reynaldo es ingeniero de sistemas, con maestría en Administración de Negocios y Tecnologías de la Información por la Universidad de Lima. Recientemente fue nombrado gerente corporativo de TI en Chilles & Benson, la empresa holding del Grupo de Osma.* Le apasiona la gestión de proyectos y está convencido de que la planificación es la etapa más importante del proceso. Desde ahí parte para idear soluciones tecnológicas que ofrezcan valor al negocio.

¿Qué metas te has planteado como gerente corporativo de TI en Chilles & Benson?
Actualmente, vivimos en la era del cliente digital. Por ello, una de mis prioridades es realizar la transformación digital en la compañía, empezando por la cultura organizacional y por nuestros procesos de producción y operativos. Todo orientado hacia una estrategia de customer centric, poniendo al cliente como centro estratégico de la organización. Vale decir que consideramos clientes tanto a los colaboradores internos como a nuestros clientes finales. Otro de los grandes retos es el desarrollo de nuevos negocios digitales. Esto lo trabajamos en conjunto con las gerencias del grupo, aplicando metodologías ágiles, como business model canvas, design thinking, lean startup y scrum, entre otras. Y todo esto debe ir de la mano con una buena gestión de proyectos. Por eso, estoy abocado a la creación de una Oficina de Dirección de Proyectos (PMO, por sus siglas en inglés), con un enfoque híbrido que nos apoye con herramientas en gestión y capacitación continua a nuestros jefes de proyectos. 

¿Cuál es la importancia estratégica que ha cobrado la tecnología de la información?
Ha cobrado un peso estratégico en cuanto a que debemos garantizar que todos los equipos de tecnología estén preparados para liderar este camino hacia lo digital, es decir, mantener operativo el negocio. Como área de tecnología, nos sentimos responsables directos de innovar antes que la competencia, en una forma proactiva, para ofrecer valor al negocio.

¿Siempre te interesó la tecnología?
Siempre, desde muy niño. Antes de ingresar a la Universidad estudié en el Senati de Arequipa el curso de Electrónica Industrial. Aprendí mucho de robótica a finales de la década de 1980. Eso me animó a involucrarme cada vez más en el mundo de la tecnología. Hasta ahora sigo estudiando y manteniéndome al tanto de las últimas tendencias tecnológicas.

¿Te veías trabajando en tecnología cuando eras niño?
Sí, era mi vocación. Me interesó mucho el hecho de crear cosas para facilitar la vida cotidiana de las personas. Creo que un factor importante en mi trabajo es la curiosidad y mantenerme permanentemente en cuestionamiento, con la intención de simplificar procesos, automatizarlos, hacer más fácil y simple la vida de los usuarios.

¿Qué trabajos has tenido anteriormente?
En mi época de estudiante universitario, en Arequipa, comencé trabajando como analista de sistemas en la empresa Comercio Servicios e Inversiones (CSI), del Grupo Cervesur, donde luego de pocos años pasé a la jefatura de TI. En el año 2000, decidí asumir mayores retos y vine a Lima. Así inició mi experiencia en la gestión de proyectos, en consultoras como CosapisSoft y NetPartners International. No habría cumplido estos retos satisfactoriamente sin mi preparación académica, mi certificación como PMP y el grado de magíster en Tecnología de la Información en la Universidad de Lima (MBA-TI).

También estuviste en el Grupo Aje.
Eso fue en el año 2010. Fui gerente del área de Tecnología en la Operación de Colombia (Bogotá), donde permanecí por más de dos años. Luego pasé a formar parte del área corporativa (Perú) como project manager y lideré proyectos estratégicos en los 23 países de América Latina, Europa, Asia y África. Sin duda, un gran reto, ya que trabajaba con personas de otras naciones, con diferentes culturas, idiomas y costumbres. Además, coordinaba proyectos desde múltiples husos horarios.

¿Qué otros intereses has desarrollado a lo largo de tu vida?
Me interesa mucho leer biografías, saber cómo ciertas personas pueden cambiar el rumbo de la historia. A propósito, hace poco leí el libro Las horas más oscuras, sobre Winston Churchill, un gran líder y orador. En cuanto a deportes, practicaba fútbol y tenis; ahora no tengo tiempo, pero espero retomarlos pronto. Sigo haciendo caminata, que me permite desconectarme y me ayuda a relajarme.

¿Por qué decidiste hacer tu maestría en la Universidad de Lima?
Cuando decidí estudiar un MBA con especialización en TI, hice un profundo análisis sobre las diversas opciones, mallas curriculares y universidades en Lima. Encontré que la Universidad de Lima es la pionera en este tipo de especialidades y ahora veo que jugó un rol importantísimo para mi desarrollo profesional. Recuerdo mucho las reuniones fuera de clase con mis compañeros, donde conversábamos acerca de las experiencias de cada uno sobre los puntos tocados en clase. En varias oportunidades los profesores nos acompañaban en estos conversatorios... Fueron momentos inolvidables. 

* Chilles & Benson agrupa las siguientes compañías: Grupo Vital, dedicada a servicios prehospitalarios, ocupacionales y preventivos; Sociedad Agrícola Saturno, empresa agroexportadora de uva de mesa, mango y palta, y Águila Inmobiliaria.