15 de Noviembre de 2019

Creación de valor, sostenibilidad corporativa y ética empresarial en un mundo cambiante y vulnerable

El III Encuentro de Mujeres en Gobierno Corporativo, que llevó el título “La relevancia de la sostenibilidad corporativa”, se realizó en el Aula Magna T-1 el 14 de noviembre. El evento fue organizado por la Facultad de Ciencias Empresariales y Económicas de la Universidad de Lima y nuestro Centro de Estudios en Gobierno Corporativo (CEGC).

Oliver Orton, gerente regional de Gobierno Corporativo de la IFC (International Finance Corporation o Corporación Financiera Internacional) del Grupo Banco Mundial, indicó que el mundo está en constante transformación y que se vienen agudizando problemas como el cambio climático, la desigualdad entre los países y dentro de cada nación, o la sostenibilidad de las fuentes energéticas o alimentarias. Añadió que, en este contexto, está en auge la tendencia de impulsar prácticas que impacten positivamente en las personas y su entorno por parte de las empresas y corporaciones. Además, señaló que los gobiernos corporativos deben centrarse en la creación de valor ante los retos de sostenibilidad, y que las tomas de decisiones son cada día más complejas debido a las disrupciones tecnológicas, las evoluciones de los comportamientos humanos, entre otros factores, lo que hace que sean un desafío la gestión de los riesgos y la detección de oportunidades para emprender negocios responsables.

Luego, las reflexiones de Orton fueron comentadas por un panel conformado por Hortencia Rozas, gerente legal de Tasa, empresa peruana que produce alimentos e ingredientes marinos; Ximena González, coordinadora del Programa de Negocios Competitivos del GRI (Global Reporting Initiative), y María Paz Cigarán, gerente general de Libélula, consultora que incluye enfoques de sostenibilidad y gestión del cambio climático.

Rozas resaltó las prácticas de Tasa que contribuyen con la sostenibilidad de la biomasa en el océano; González destacó la utilidad de los reportes del GRI que divulgan indicadores de calidad, los cuales sirven para orientar las decisiones empresariales, y Cigarán subrayó la importancia de cuantificar los efectos de nuestras acciones a través de mediciones ambientales, como la huella de carbono, a fin de extraer análisis y conclusiones de las informaciones.

En su turno, Cecilia Flores, presidenta ejecutiva de Women CEO Perú, se centró en la influencia de la ética en el gobierno corporativo. Ella comentó que el Perú es, sobre todo, un país de microempresarios, por lo que es grande el reto de fomentar la implementación de buenas prácticas en estos emprendimientos de base que impulsan el desarrollo del país.

Después de la intervención de Flores, expusieron sus comentarios los panelistas Marco Antonio Zaldívar, director independiente y consultor de empresas; Fátima de Romaña, socia del Estudio Lazo & De Romaña Abogados; y Jorge Echeandía, oficial de Gobierno Corporativo para América Latina y el Caribe de la IFC.

Zaldívar afirmó que no debemos ser condescendientes con los actos de corrupción y que el rol de los líderes es clave para erradicar las prácticas deshonestas; De Romaña indicó que las empresas tienen una obligación formativa y son capaces de articular cambios en la sociedad, y Echeandía señaló que es imprescindible que las compañías definan un propósito que vaya más allá de sostener rentabilidades, con el fin de establecer relaciones de valor con el entorno y sus actores.