13 de Marzo de 2015

Primeros en sus primeros pasos

Rosa Aguilar Díaz y Carlos Torres Dávila, ingresantes a Ingeniería Industrial.

Rosa Aguilar Díaz y Carlos Torres Dávila empezaron de la mejor manera su desarrollo profesional al ocupar los primeros lugares en el proceso de admisión a la Universidad de Lima. Rosa, quien afirma que siempre le ha gustado destacar en lo académico, fue la mejor alumna de nuestro Centro de Estudios Preuniversitarios en el ciclo 2015-0. Carlos, por su parte, obtuvo el puntaje más alto en el Examen de Admisión 2015-1B.

Consenso de ingenieros 

Ambos no solo coinciden en su vocación, pues los dos han elegido la Carrera de Ingeniería Industrial, sino que también comparten las razones que los llevaron a decidirse por ella y confiar su formación académica a la Universidad de Lima. “Por su prestigio y el enfoque empresarial, que la distingue de otras universidades”, concordaron. Ellos se tomaron muy en serio esta decisión que definirá su futuro, como lo demuestran sus resultados. Carlos, por ejemplo, optó por dedicar un año, luego de finalizar el colegio, a seleccionar el lugar donde se prepararía para cumplir su mayor sueño: ser gerente de una empresa. El mismo sueño de Rosa, solo que ella quiere ser gerente de su propia empresa, pues admite tener espíritu de emprendedora. También confiesa que, luego de la Universidad, continuará con un posgrado y estudios de especialización en el extranjero, pues disfruta aprendiendo nuevos idiomas.

También estuvieron de acuerdo en que una razón importante para elegir la Universidad de Lima fue su infraestructura. “Cuando visité la Universidad por primera vez, quedé cautivada por su infraestructura y su ambiente —recuerda Rosa—. A mí me gusta estudiar donde me siento cómoda, así que siento que me voy a acoplar fácilmente”. Por su parte, Carlos no puede esperar para llevar Matemática Básica, pues otro aspecto que le llamó la atención fueron los cursos y el plan de estudios. La calidad de la plana docente y la estrecha relación de la Universidad con las empresas terminaron de convencerlos.

Vocación y futuro 

Después del primer paso vienen los demás, y estos primeros puestos están decididos a, como bien afirma Carlos, “estar a la altura” en los próximos retos. Antes de acabar la conversación, Rosa profundiza un poco más acerca de por qué eligió Ingeniería Industrial: “La escogí porque sé que es una carrera amplia y muy completa, además porque tiene varios campos de acción y brinda luego muchas oportunidades profesionales. Sé también que es una carrera en constante evolución, que innova y aporta al país”.